lunes, 29 de junio de 2009

Vivo, Hoy.


Nunca pensé que podría encontrar a alguien especial,
Aquella que podría sacarme de la obscuridad
Y así poder encontrar,
El amor verdadero que siento hoy por ti,
Nunca pensé que las mariposas solo viven para hoy morir.
Vivo para verme hoy sufrir,
Vivo para verme hoy sin ti,
Vivo para verme hoy morir,
Como aquella mariposa que nació para sufrir.
Espero miles de minutos hoy, para hablar contigo, mi amor.
Espero miles de señales hoy, señales que provengan de humo,
Señales que nos dan a saber que ni las distancias,
Podrán hoy cortar el amor, verdadero, que siento hoy por ti.
Vivo para verme hoy morir,
Como aquella mariposa que nació para sufrir.
Que nació para sufrir,
Que nací para sufrir,
Que nació para morir,
Que nací para morir…
Paul Guillermo Barrientos, Instituto Rosario Vera Peñaloza

1 comentario:

  1. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar